Tierra fértil

Por: David Cabezas*

 

¡Manuel!, andamos buscando tus semillas, oliendo incesantemente el paso triunfal del muntu en nosotros, que como gotas de borrasca, refrescan los terrenos estériles.

Arribamos a Lorica una y otra vez procurando refugiarnos en él Sinú, quizás buscándote, quizás descubriéndonos.

¿Dónde estás Manuel?, para hallarte, nos propusimos vagabundear, 70 años después de tu locura juvenil.

Fuimos a  Cartagena, vagabundeamos en Getsemaní y Chambacú, y por ahí, casi no te recuerdan; sin embargo, las ínfulas libertarias y de humanización de los ekobios en los diferentes palenques, aún se sienten en cada vaivén de tus paisanos y en nuestra piel. Las enseñanzas Fraternales de tu escuela paternal, quedaron plasmadas en nosotros, y de tercos, acercamos nuestros oídos a las murallas, y ellas nos contaron de tu Árbol brujo de la libertad. En los espectros que  vagan por Chambacú, Máximo dio su dictamen libertario: seremos libres siendo conscientes de nuestra memoria africana; el Currao llegó driblando nuestras afugias y sentimos la tranquilidad cenagosa,  tranquilidad que vive y nace en la solidaridad diaria de los pueblos oprimidos y racializados.

En cada sonido de la Kora, la gaita, el acordeón, el saxofón, el piano, la trompeta y los tambores te evocamos, sentimos que nos estás arando.

Tu siembra, nuestra siembra, continuó por la fría Bogotá, en los parajes del Llano, en las profusas aguas del río Atrato y en los difusos manglares de tu Caribe.

De pronto no te entendíamos, nosotros somos esa Tierra fértil y mojada que tú tanto buscabas y que por nuestra profunda alienación lo confundíamos.

Sí Manuel, por fin ya te estamos comprendiendo, gracias por labrar incansablemente nuestras mentes y persuadirnos en creer en lo nuestro, somos esa Siembra Nocturna, que está a punto de dar fruto.

Nuestra madre Isosa Illamba, en conjunto con Ngafúa, Benkos, Tío Conejo, Tía Zorra, Rambao, Agne Brown, el Almirante Padilla, el viejo Layo, el cabo Rosendo, la Cachaca, Mamatoco, el Santo de Chimá, la Chana, Pacho Rueda, el soldado Rengifo, y los orixás Yemayá, Odumaré, Eleguá, Orula y Changó nos han aprovisionado de esa Rebelión de los genes que mora y palpita en esta tierra.

Como tú, hacemos el Gran Juramento, ya descubrimos el extraño bajo nuestra piel, disipamos ese dilema latinoamericano que nos desborda e impela a buscar las soluciones a nuestros problemas en un viciado y corroído falso norte.

Maño, asumimos nuestra situación de seres mágicos, cual Llanto en las alturas, creemos firmemente que somos ¡América, América, América!, “América, aventura de los sueños, hazaña de la improvisación, laboratorio de las acciones y las sangres”.

 

Te lo prometemos, te leeremos por completo, hurgaremos cualquier archivo existente para poder escuchar tú portentosa voz, estamos leyendo una a una tus Letras nacionales, escuchando Nuestra voz, indagando mil veces en El regreso, tu regreso, nuestro regreso y sin lugar a duda, somos esa Semilla que extermina-rá esos cánceres malditos que gangrenan a nuestra sociedad.

Texto para la obra Tierra fértil, de la Fundación Memorias Danza-Teatro de Cartagena. Director Alex May.

Sinopsis

Es un viaje inhóspito a las lecturas infinitas del gran Ekobio, escritor, médico, periodista, antropólogo y “vagabundo” Manuel Zapata Olivella (MZO); cada libro, poema, ensayo, texto provoca un diálogo intercultural de espacio y tiempo, amalgamados en la movilización cosmogónica AfroInduAmericana representada por generaciones de hombres, mujeres, hermanos, hermanas, tíos, tías, primos, primas; todos, parte de una historia que se repite continuamente y que el Ekobio mayor MZO desde su arte convoca a la suficiencias/resistencia, desde/con el pensamiento/conocimiento/acción.   

Concertada para tres momentos, esta pieza coreográfica surca la creación desde el multiverso de la danza africana, afrocolombiana, afrocaribeña y sus expresiones contemporáneas situadas en la motricidad-cuerpo-cultura.       

“Buen viaje”

  • primer momento territorialización :“levanta tus palabras no tu voz”
  • segundo momento territorialidad: “cimarrones urbanos”
  • tercer momento territorio: “yo no soy de aquí; pero tú tampoco”

*David Cabezas es Licenciado en Educación Física. Estudiante de la maestría interdisciplinar en Estudios latinoamericanos. UNILA, Brasil. 

Sobre el autor

Columnista invitado
Leer más

Contáctanos

¡Escríbenos!

CONTACTO

Suscríbete

Recibe en tu correo electrónico las últimas columnas de opinión de Diaspora.

[newsletter_form]

Comentarios

0 0 votos
Article Rating
Suscribirse
Notificar de
guest
0 Comments
Retroalimentación En Línea
Ver todos los comentarios

Artículos recientes

VER MÁS
Ir a Arriba