Cuando el diablo se quitó la chancleta

Por: Jhoannes Rivas Mosquera

Después que la Organización Mundial de la Salud (en adelante OMS) le dio el carácter al virus SARS-COV-2 (COVID-19) como una pandemia, se esperaba que los diferentes gobiernos hicieran sus respectivas declaratorias de Estado de Emergencia Social, Económica y Sanitaria en sus países, donde en estas, se tratara por primera vez de priorizar a sus coasociados en prevención, protección, asistencia y atención desde las medidas que se tomasen para contener el ascenso o propagación del virus. Pero desafortunadamente, cuando los almanaques nos muestran una verdad de Perogrullo de (espacio-tiempo), los diferentes gobiernos al estilo de mejores sacristanes del capitalismo salvaje, parecen haber hecho una invocación barbárica por llevar a la sociedad a sus inicios más primitivos, en función de sacarle provecho a esta aberración ahistórica.

Estos hechos, han generado que los gobiernos que están sumidos de rodillas al imperialismo norteamericano, en vez de preocuparse por implementar medidas en favor de la ciudadanía, hayan empezado a conjugar la escenografía de la película ‘’Roller Boogie’’, porque estos presidentes salieron fue corriendo a reunirse a puerta cerrada con satanás (Donald Trump), para que fuera él como buen patinador quien les estableciera los recetarios. Por ello, hemos observado principalmente que algunos gobiernos neoliberales de Latinoamérica, se hayan rehusado a darle aplicabilidad a las recomendaciones de bioseguridad que ha señalado públicamente la OMS, porque tienen un interés direccionado a hacer que los magnates o Dioses del Dinero, emborronen cuartillas en sus libros de contabilidad, antes que priorizar la vida y existencia física de las personas.

No es para nada gratuito que, en este balanceo de ecuación, el capitalismo se haya quitado su careta más inhumana y, haya quedado al descubierto que la dignidad humana consignada en todas y cada una de las constituciones del mundo, es un asunto proscrito y de poco interés en estos tiempos, donde los ciudadanos y ciudadanas de estas naciones estamos destinados a tomarnos el brebaje eutanásico del paquetazo neoliberal. Entonces, no es para nada casual la desobediencia de los gobiernos a las medidas sanitarias, estas desobediencias tienen una funcionalidad causal de hacer cada vez más ricos a pocos y, más desdichados o hambrientos a muchos.

En el caso colombiano, podemos ver que para el día 21 de mayo de 2020, día en que se conmemora por mandato de la Ley 725 de 2001 la Afrocolombianidad, misteriosamente el Ministerio de Hacienda y Crédito Público expide el Decreto Legislativo 682, el cual tiene por objetivo propender por la reactivación de la economía del país, estableciendo los días 19 de junio, 3 Julio y 19 de Julio, como los días sin IVA, donde los artículos consignados en este decreto quedaban exentos de impuestos. Ante estas medidas, es lamentable observar las actitudes colectivas en los centros urbanos, la cual estuvo encaminada a aupar y abarrotar los supermercados y almacenes de cadenas en el primer día, desconociendo que estas medidas no son más que una carnada o trampa de casería para elevar las tasas de acumulación capitalista, disparando los niveles de contagio del coronavirus en territorios como el Chocó Biogeográfico o Litoral Pacífico, donde pareciera que el diablo se quitó y dejó la chancleta en tiempos de pandemia.

Porque es en estos territorios donde más se evidencia, la ausencia estatal, se ha agravado la crisis humanitaria, ha aumentado la inseguridad alimentaria, no hay hospitales bien dotados para atender la crisis sanitaria y, pareciera que estuviéramos condenados a morir con el pie en el cuello, como cobardemente le quitaron la vida al hermano afroamericano *George Floyd* en Minneapolis E.E.UU, por falta de aire a consecuencia de la escasez de respiradores que no llegan a Colombia para combatir el coronavirus.

Sobre el autor

Jhoannes Rivas Mosquera. abogado de la Universidad Tecnológica del Chocó "Diego Luís Córdoba". Máster en Ciencia Política y Liderazgo Democrático del Instituto de Altos Estudios Europeos. Docente Investigador de la Facultad de Derecho con Enfoque Étnico de la Fundación Universitaria Claretiana. Columnista de las Revistas Digitales Vive Afro, D'Cimarrón del Centro de Desarrollo Étnico del Perú - CEDET- y del Periódico El Manduco. Cuenta con una extensa experiencia en trabajo comunitario y de investigación social en los territorios colectivos de comunidades Afrocolombianas e Indígenas. Coautor del Libro: Impacto de la Minería Extractiva en el Cambio Climático en Comunidades Afrodescendientes de América Latina y del Caribe. Ed. Centro de Desarrollo Étnico, 2016. Autor del libro: Incidencia de la Actividad Minera en el Etnodesarrollo de las Comunidades Negras pertenecientes a los Consejos Comunitarios de la Subregión del San Juan del Chocó Biogeográfico (año 2001 a 2013). Ed. IAEE, 2015.
Leer más

Contáctanos

¡Escríbenos!

CONTACTO

Suscríbete

Recibe en tu correo electrónico las últimas columnas de opinión de Diaspora.

[newsletter_form]

Comentarios

5 1 voto
Article Rating
Suscribirse
Notificar de
guest
0 Comments
Retroalimentación En Línea
Ver todos los comentarios

Artículos recientes

VER MÁS
Ir a Arriba